Entrevista, General, Personal, Promoción

Algo más que libros. Una entrevista de Pilar Alcalá.

 

Para quienes queráis saber un poco más de esta plumilla, que sigue intentándolo en el mundo de las letras con más osadía que pericia, aquí tenéis esta preciosa entrevista (gracias por tu tiempo), que me ha hecho con todo el cariño mi amiga Pilar.

 

Ninguna de las preguntas fue acordada, cambiada o censurada, pues ¿qué sentido tendría una entrevista así? Espero que os guste…

 

 

Tus libros ¿tienen más de autobiográficos o de plasmación de tus sueños y deseos?

 

Creo que todos los libros tienen un buen porcentaje biográfico de sus autores, aunque se niegue por sistema. Se escribe sobre lo que se conoce, se siente, se añora, se desea… Sin embargo, pienso que esa inclusión suele ir desapareciendo, conforme se aumenta el número de libros escritos. El desahogo ya se hizo y ahora se plantean nuevos interrogantes. ¡Ahora escribo ciencia-ficción!

 

¿Qué es imprescindible en la Amistad? ¿Y en el Amor?


En ambos casos es requisito indispensable la confianza. Cuanta más absoluta sea, mayores posibilidades hay de que esa amistad y ese amor sean perdurables. Cuando no existen dudas sobre la otra persona, todo es posible para ambos. Es una base inmejorable para el éxito de cualquier relación.

 

Entre un hombre y una mujer ¿puede haber otro sentimiento distinto al Amor?


Dificilmente. Hay quien piensa que sí, porque lo ha experimentado. Yo estoy intentando convencerme de que pueda ser así, pero aún me decanto por el “No”. Tendrían que darse unas circunstancias muy especiales para que se estableciera una amistad sin el matiz sexual, esto es, ninguna de las dos partes podría considerar atractiva -mínimamente- a la otra… ¡Y eso es tan raro! Además, socialmente no está aceptado, por mucho que interese defenderlo. Un hombre y una mujer casados sólo pueden ser amigos en grupos, y a ser posible con las parejas incorporadas. La cercanía de la intimidad está políticamente prohibida, por peligrosa. No es que no se practique, pero se hace a oscuras…

 

P.S.: Lógicamente puede existir odio, indiferencia, etc. Pero yo me he centrado en los sentimientos positivos.


La mayor locura que has hecho por Amor, o que harías…


No soy de locuras, quizá porque no las he necesitado. He tenido -hasta el momento- una vida amorosa muy tranquila y convencional. De todos modos, aunque las circunstancias cambiaran, no me veo trastocando mi vida por un hombre. Tendría que ser al revés… Pero no es algo que me preocupe, ni que me plantee hoy por hoy.

 

¿Eres de las que perdonan o de las que no olvidan?

 

De las que no olvidan. ¡Con lo bien que hubiera quedado lo primero! No soy vengativa, pero quien me hace daño o me ignora a conciencia, queda apartado de mi vida para siempre. Afortunadamente, no me he topado con demasiados indeseables. Sí con algunos equivocados que morirán sin saber que lo estuvieron. ¿Qué se le va a hacer?

 

Los celos son hijos del amor pero hijos bastardos, eso dijo Lope de Vega y Marga de Cala, ¿qué dice?

 

Bastardos y puñeteros, pero inevitables en la relación amorosa. Incluso cuando la confianza es casi total, perviven agazapados a la espera del más mínimo traspiés del otro, para saltar y dejarte en ridículo. Porque no hay nada más vergonzoso que montarle una escena a la pareja… Es como llevar un cartel público que dijera: “soy una insegura y quiero que todos lo sepáis”. Pero somos humanos y si hay alguna falta que perdonar, esa es la causada por amor. Siempre que esos celos no sean enfermizos, claro.

 

¿Qué es un milagro para ti? Suponiendo que creas en ellos…


Un milagro es conseguir ser feliz en este mundo, y yo lo soy. Razonablemente feliz, se entiende, que no somos idiotas. Aparte de esto, no creo en los milagros religiosos, pero sí en los de la ciencia. Para mí no hay mayor dios que un buen cirujano, un buen médico, por poner un ejemplo. Ellos sí que salvan vidas y resucitan personas todos los días.

 

Pasión y Razón, vieja dicotomía. ¿Quién lleva las riendas en la vida de Marga de Cala?

 

¡Ambas se llevan muy bien entre ellas! Tengo la pasión en casa, así que la razón me da una palmadita aprobatoria en la espalda, y se sienta con la primera a jugar a las cartas… En cualquier caso, las riendas de mi vida las llevo yo, que no es bueno confiar tu existencia a terceros…


“Mujeres que aman demasiado” no es sólo el título de un libro de Robin Norwood sino una realidad…

 

Como muchos otros títulos de libros… Es una realidad inherente a la mayoría de las mujeres y no sólo con respecto a sus parejas, sino a sus hijos, su familia, etc.  Quizá sea un error desbordarnos tanto emocionalmente, estar tan pendientes de los nuestros, porque si fracasas en alguna de esas parcelas, te sientes perdida, frustrada, acabada, y se te olvida la máxima de que “nadie se muere por nadie”. Podemos quedar cojas, vale, pero la vida sigue y continúa siendo maravillosa.

 

Los premios literarios, ¿negocio editorial o prestigio profesional?

 

Son un recurso editorial encaminado a la venta, lo cual no quiere decir que en algunos casos no sean merecidos y apropiados. ¡Ya me gustaría! Sin embargo, cuanto más dotado económicamente está un premio, más segura debe quedar la apuesta que se haga, y eso con un novel desconocido es imposible. Si es principiante, al menos debe ser popular y mediático. Es lo que la mayoría comprará.

 

¿Qué hace que te escandalices?

 

Muchas cosas, pero sobre todo los fanatismos de cualquier tipo, ya sean religiosos, económicos, ideológicos, culturales, sociales, etc. Las mentes cerradas. El uso indiscriminado de las armas. Me indigna que la iglesia católica prohíba un control eficaz de natalidad, que evitaría la muerte infantil en el tercer mundo. Me escandaliza la doble moral, el machismo, los abusos a los niños, la degradación de la mujer que en algunos casos llega a su total anulación; la envidia que rompe familias, la hipocresía, la indecencia política, la corrupción…


La familia cómo la ves ¿cómo una institución férrea regida por leyes sociales y religiosas o como algo basado en sentimientos?

 

La familia es el hogar, y no concibo un hogar sin sentimientos. Buenos, seguros y sólidos, además. La forma externa no es lo más importante y pertenece a decisiones privadas -o circunstanciales- de cada cual, aunque para mí la ideal es la mía, ¡claro! Pienso que los hijos crecen más felices y tranquilos en un hogar con unos padres unidos por amor y voluntad propia, no por obligación.

 

¿Qué es lo que más echas de menos en estos tiempos?

 

La cordura en nuestros dirigentes. La decencia y la responsabilidad. El sentido del deber. Ninguno de ellos sabe qué significan esos conceptos. Yo les he escrito personalmente a algunos y he recibido el silencio por respuesta. A mí no me valen las excusas por parte de quienes tienen que gobernar el país. Si no puedes o no sabes, vete. Si lo hiciste mal y alguien murió por tu falta de previsión, vete. Si tienes otros empleos, vete. Si has sido imputado, simplemente, vete. Si eres mudo, ciego y sordo ante el pueblo y además, no sabes lo que es la vergüenza, por favor, vete bien lejos y escóndete…

 

 

P.S.: Mi más sincero agradecimiento a la autora de esta entrevista, Pilar Alcalá Garcia, licenciada en Filología hispánica, poeta, profesora de italiano, y miembro de las Asociaciones “Con los Bécquer en Sevilla” y “Noches del Baratillo”.

 

¿Quieres compartir?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

1 comentario

  1. Juanjo Rey

    Nada que objetar. Algunas preguntas y respuestas deberían leerlas más de uno.

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*