General, Opinión, Personal

Antiverdades.

Parece ser que existen numerosas “verdades”, afirmaciones absolutas, que nos van calando como si realmente pudieran constituir de algún modo “la verdad”. Nacen y perviven gracias a la demagogia, el populismo, el resentimiento, el rencor, la comparación, la frustración personal, la envidia…

Hoy, con la omnipresencia de las redes sociales, se han convertido en carteles multidisciplinares potenciados por los nuevos gurús de lo correcto. Pocas veces estoy de acuerdo con estas “verdades” tan acomodaticias para la conciencia; casi siempre difiero… pero guardo un prudente silencio.

No es una cuestión de tibieza: ser corregido al arengar, al disertar, no gusta al respetable, y suele crear enemigos (cuando no dictatoriales bloqueos) pues a nadie le apetece quedar en evidencia por su ignorancia, y mucho menos en redes públicas. Así las cosas, reservo la mayoría de mis opiniones para este blog y para quien -libre de prejuicios y ego- quiera leerlas.

También con el fin de aclarar lo dicho dejaré algunos ejemplos prácticos; esto es: dogmas promovidos por una gran mayoría con los que no estoy -casi nunca- de acuerdo. Primero y en mayúsculas, la verdad (generalista). Luego y en minúsculas, la antiverdad (subjetivista):

-LA ARRUGA ES BELLA… (pero si se pudiera vivir sine die con la piel planchada, sin necesidad de quirófanos y tratamientos, se firmaba).

-GORDO Y FELIZ… (es probable que de encontrar una varita mágica reductora que no comportara sacrificio, la utilizara para aumentar esa presunta felicidad y, de paso, la salud).

-EL EMPRESARIO ES UN CABRÓN POR DEFINICIÓN… (y si te valiera, le cambiabas el sillón por pura justicia social…).

-EL AUTÉNTICO LADRÓN VA CON TRAJE… (ser ladrón no necesita uniforme, solo indecencia, y esta se da en todas las escalas sociales y a todos los niveles).

-¡APADRINA UN NIÑO!… (Vale, pero ¿y un control eficaz de la natalidad en los países subdesarrollados?).

-ES FEO PERO BUENA PERSONA… (consuelo absolutista sin ninguna correspondencia en absoluto).

-DE ALGO HAY QUE MORIR… (¿qué tal de viejo?).

-EL COMUNISMO ES LO MÁS JUSTO PARA TODOS… (Máxime si el trabajo no es lo tuyo y no consigues destacar en nada, porque de lo contrario lo verías sumamente irrazonable).

-MENUDA LLORERA: ES DIGNO DE PREMIO… (en un mundo incomprensible y mezquino lo valioso es repartir felicidad).

-EL SENTIDO DEL HUMOR NECESITA DE CIERTA VULGARIDAD… (subestimando al pueblo que se dice defender).

-PARA SER BUENA PERSONA HAY QUE CREER EN DIOS… (para eso, de momento, hay que dejar atrás semejante arrogancia. Luego, aplicar la bondad y la ética sin más).

-NO ES ÉL; SON LAS MALAS COMPAÑÍAS… (y estas suelen ser siempre huérfanas. No hay mal hijo con padres, lo cual es digno de estudio).

-LOS ANIMALES SON MEJORES QUE LAS PERSONAS… (la comparación/afirmación ya dice suficiente, creo).

-MI HIJO ES EL HOMBRE DE MI VIDA… (pobre chaval que tendrá que apechugar con tamaña responsabilidad durante toda su existencia).

-EL FÚTBOL ES PARA IGNORANTES… (solo es un deporte que conlleva entretenimiento y sentimiento de grupo, nada que implique analfabetismo per se).

-NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL… (el ser humano, no. Su estado en cuanto al país que habita, es posible).

-LOS (rellénese con cualquier signo, año, equipo, raza, país, etc.) SOMOS LOS MEJORES… (si así fuera, no necesitarías decirlo tú mismo).

P.S.: Me guardo, por consideración y respeto, algunas otras antiverdades que seguro imaginan quienes estén de acuerdo con las anteriores. Mi imprudencia, como tantas otras características propias, es limitada.

Nos seguimos leyendo…

¿Quieres compartir?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

6 comentarios

  1. Manuel

    Los mensajes, cuanto más simples, más trampas encierran y su repetición crea verdades muy artificiales..
    No es nuevo..

    Y los que enumeras son solo una pequeña muestra..
    Deconstruirlos o refutarlos todos es demasiado trabajo, desde luego.
    Nos queda flitrar y mantener en lo posible nuestro sentido común y la capacidad de juzgar con cierto tino y discernimiento. Cosa tampoco fácil, muchas veces.

    1. Gracias por leer y comentar, Manuel. ¡No sabes lo difícil que está la cosa!
      Ahí está el quid de la cuestión: no todos somos capaces de filtrar, discernir, ver con objetividad… y cuando algo se repite tanto, llegamos a creerlo. La verdad se convierte en una cuestión de insistencia.

  2. Juanjo Rey

    Las redes sociales se han encargado de multiplicar por millones las estupideces que siempre hemos dicho en la calle. Como siempre, solo los más “cultos” o con más sentido común, pueden filtrar tanto cartel, que en muchos casos son inventos de algunos o falsamente atribuidos a otros. Pero no hay que entrar en la guerra, perderíamos el tiempo; aprendamos de lo que es sea correcto e ignoremos lo demás. Sin tolerancia, nos quedaríamos muy solos.

  3. Sí. Las redes sociales han puesto de manifiesto la estupidez y la mala ortografía, a partes iguales. También, por suerte, a muchas personas y muchas cosas interesantes. Tal que la vida misma. ¿Mejor tolerante y mal acompañado? No sé yo…

  4. Juan Antonio González

    En el mundo de los dogmas, menos mal que siempre existen este tipo de reflexiones que las coloca en su justo lugar. Gracias por la reflexión y enhorabuena

    1. Gracias, Juan Antonio. Me alegra que estemos de acuerdo. Y me alegra verte por la web. 😉

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*