Entradas

Despedida, Futuro, Literatura, Opinión, Personal, Reflexiones, Respeto, Vida

Cuando eres honesta y lo dejas…

Advierto que «Cuando eres honesta y lo dejas…» es una entrada escrita con el corazón tocado por la reciente dimisión de alguien que amaba su profesión, en tanto en cuanto me ha recordado a mí, aquel extraño 27 de junio. Ese día se graduaba una de mis hijas en la Universidad, pero justo esa mañana recibí una llamada maldita que …

Seguir leyendo...
Ficción., Mis libros, Romántica, Sueños

Capítulo 21.- «Poesía rima con fantasía».

            «-¿Dónde estoy? ¿Usted sabe? Su aspecto me resulta familiar… ¿Le conozco?             -Nos conocemos ambos, señora mía. ¿Es Luana Duarte León, por ventura, vuestro nombre?             Un apuesto señor vestido de época, con ropajes negros y cuello camisero blanco me dirige unas palabras con suma cortesía, mientras nos encontramos sentados al borde de un …

Seguir leyendo...
Ficción, Humor, Mis libros

Capítulo 10.- «Y de repente, el sexo».

                «2015 y su primer mes llegaron al Este sevillano, como a toda la ciudad, cargados del frío que debían disponer para algunos lugares más acostumbrados, pues no se explicaban de otro modo los menos dos grados centígrados que sufríamos acobardadas en el interior de nuestro apartamento. Con una máxima de cinco en …

Seguir leyendo...
Citas, Personal, Reflexiones, Vida

Pensamientos (ajenos) míos.

Todo lo que sabemos del amor es que el amor es todo lo que hay. (Emily Dickinson). La primera condición de toda comunicación es el respeto. (Albert Jacquard). Si podemos hacernos amigos es porque no hay ninguna relación de interés entre nosotros. (Gao Xingjian). Sí, a veces son los extraños los que te sostienen. (Zadie Smith). La gracia, más bella …

Seguir leyendo...
Asertividad, Citas, Consejos, Personal, Vida real

No me videollames más.

Siguiendo la corriente asertiva habría que decir que «ni amo, ni esclavo», pues la virtud se encontrará siempre en el término medio, situado en el equilibrado centro. Dicho esto, y estando de acuerdo con tan justa premisa, a veces, muchas veces, más de cuatro veces (De la Puebla dixit) el cuerpo te pide guerra. Te pide contestar, y no con …

Seguir leyendo...