Cartas, Familia, Futuro, Libros, Personal, Reflexiones, Sueños, Vida

Digo que fue un sueño.

Y le llevo la contraria, a mi pesar, a Terenci Moix, aunque fuera uno de los más bonitos que alcanzo a recordar. Fue como debería ser nuestro presente, en este mundo traidor donde nada es verdad ni mentira, en el que los orgullos, las vanidades, el rencor y la terquedad -sobre todas las cosas- nos impiden claudicar y vivir (más) …

Seguir leyendo...