General, Micro-relato

El nanorrelato en 10 ejemplos.

 

1.- Todo su tratamiento logopeda consistía en pronunciar una palabra. Si conseguía decir hipopotomonstrosesquipedaliofobia, estaría curado.

 

2.- Llamó a la puerta equivocada, y le abrió el hombre que su mente había dibujado. Ahora, además, era la vecina de un dentista fabuloso.

 

3.- Nunca le cayó bien esa mujer. ¡Se le parecía tanto…!

 

4.- Soñó que pintaba el cuadro de su vida, y cuando despertó vio en su lienzo algo irreconocible y definitivo. Su subconsciente rebelde siempre conseguía traicionarle.

 

5.- Consiguió ser el escritor mejor vendido del año. La nimiedad de que el logro fuera a título póstumo, no le restaba satisfacción a su familia.

 

6.- Todos coincidían en que la prima de riesgo debía bajar lo máximo posible. Ella se conformaba con que no llegara hasta Sevilla…

 

7.- Durante la operación, desde fuera y desde arriba, se contempló como lo que era: algo pequeño, roto, y limitado. Por una vez fue inteligente y salió volando de la sala.

 

8.- De entrada, el piso le costó un riñón. Afortunadamente, el que debía entregar al final de la hipoteca lo llevaría toda su vida…

 

9.- Era igual de tonta que guapa. No cataría varón, pero ganaría un premio Nobel.

 

10.- Cuando se vio enjaulado y observado, maldijo para sí la reencarnación.

 

¿Quieres compartir?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

7 comentarios

  1. Manuel

    Muy ocurrentes y transparentes … solo se me escapa el sentido del noveno, pero seguro que la culpa es mia.

    1. ¡Que era muy fea y muy inteligente, Manuel! 😀

    2. Mariajo

      poco tonta y poco guapa, no?

  2. Manuel

    Efectivamente, la culpa era mia. Debía haberme dado cuenta.

  3. Teresa

    Me encantan!! Son súper ingeniosos.

    Digo mis favoritos:
    2,3,9.

    El que no entiendo es el 4 y el 7, pero al igual que Manuel, seguro que es culpa mía.

    Un saludo!

    1. El 4: la pintura de un sonámbulo. Pinta desde el subconsciente, y pinta la verdad…

      El 7: eligió evadirse de lo que quedaba de él. Murió.

Responder a Teresa Cancelar comentario

Los campos obligatorios están marcados*