General, Libros, Literatura, otros autores.

LA CHICA DEL TREN, de Paula Hawkins.

Creo que con esta foto que adjunto a mis consabidas letras, expreso lo que no puedo contar sobre LA CHICA DEL TREN (Planeta), de Paula Hawkins. Con un “Guarda el final en secreto” se despide la novela que ha vendido -según afirman- más de seis millones de copias, y así puestos, tampoco yo desvelaré mucho sobre su trama (aunque dejo enlaces bajo el título), para no ponerlo fácil a mis muy queridos e inteligentes lectores…

.

La editorial de los ricos y famosos esta vez nos sorprende, y nos obsequia con una autora desconocida para recordarnos a todos que sí se puede (y no me refiero a la política). Que si algunos no llegamos tal vez no sea por causas conspirativas, sino por falta de perseverancia, más que de talento. Que también. Y eso a mí -qué queréis que os diga- me pone. Me pone porque me desafía.

Snapshot_20150915_18

Admiro a esta escritora británica de mi mismo signo zodiacal (qué casualidad), que se encontraba necesitada de fondos y a punto de tirar la toalla (otra coincidencia), por no hacerlo; por escribir un último libro después de un previo fracaso de ventas, por relatar lo que le pedía el cuerpo y olvidarse del resto, de los prejuicios, del ninguneo, de los noes y de las puertas cerradas. En “LA CHICA DEL TREN”, Hawkins crea importantes personajes en primera persona, que consiguen nuestra identificación y empatía. Nuestro rechazo y desconfianza. Nuestra vulnerabilidad. El terror… Rachel, Megan, Anna, y los hombres que las acompañan a través de las casi 500 bebibles páginas del libro, nos serán finalmente tan necesarios que los echaremos de menos incluso antes de acabar con ellos. Sí, tal como suena.

.

“Tú no la conoces. Ella a ti, sí”, advierte su portada. ¿Quién se sube a este último tren…?

¿Quieres compartir?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

3 comentarios

  1. Manuel

    Me lo apuntaré a mi lista de libros a leer cuando tenga tiempo … y paz.
    Pero me alegra que el ejemplo de la autora te inspire para no desfallecer en tu empeño. Ya sabes, una vez en el camino no es cosa de pararse ni de volver atrás…

  2. Espero que vuelvan pronto a ti el tiempo y, sobre todo, la paz, no ya para leer, sino para hacer todo lo que tú quieras.

    Qué difícil eso de no desfallecer, Manuel. Si te dijera que tú eres uno de mis muy escasos apoyos ¿qué pensarías? Pues así es y -me temo- seguirá siendo…

  3. Manuel

    Yo creo que hay más gente de la que piensas que te apoye. Y para mí, por supuesto es un honor. Pero el caso es que sirva para contribuir a que no desfallezcas.
    Así que, por enésima vez, ánimo Marga.

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*