Feminismo, Igualdad, Lenguaje, Opinión, Prensa, Reflexiones, Respeto, Vida

No te digo que sí.

Veo la idea de la campaña iniciada por el Ayuntamiento de Sevilla: “El largo de mi falda no te dice que sí”, y subo veinte apuntes más.

Soy mujer, detesto las injusticias, siento empatía hacia las mujeres, y tengo dos hijas; mis razones para el feminismo son poderosas.1-No te digo que sí cuando me río.

2-No te digo que sí por llevar pantalones cortos, por lucir escote, ni por usar tacón.

3-No te digo que sí cuando hago toples.

4-No te digo que sí cuando bailo; ni siquiera si lo hago contigo.

5-No te digo que sí por llevar ropa ajustada.

6-No te digo que sí cuando bebo tanto como tú.

7-No te digo que sí cuando me muestro vulnerable.

8-No te digo que sí cuando te hablo, acepto tu amistad virtual, o comento.

9-No te digo que sí cuando te presto ayuda. Ni cuando soy amable.

10-No te digo que sí cuando publico en redes sociales. No son indirectas.

11-No te digo que sí cuando acepto un favor.

12-No te digo que sí por beber sola en un bar. Tampoco si es en la barra, como tú.

13-No te digo que sí cuando veo sola una película en el cine, como tú.

14-No te digo que sí cuando firmo un contrato de trabajo.

15-No te digo que sí cuando camino sola por la calle; tampoco si no hay luz. Ni si es tarde.

16-No te digo que sí cuando me divierto en las fiestas de mi país. O de cualquier otro lugar.

17-No te digo que sí cuando escribo Erótica.

18-No te digo que sí por ser tu alumna.

19-No te digo que sí por ser tu paciente.

20-No te digo que sí por ser mujer.

¿Quieres compartir?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

2 comentarios

  1. Manuel

    Marga:
    Puedo presumir de haberme comportado siempre con el máximo respeto, y nunca se me pasó por la cabeza que por cualquiera de las razones que enumeras esperase que ninguna mujer me debiese un sí a nada.
    Es de las pocas cosas que me gusta presumir.

    1. No tengo ninguna duda, pero te sorprendería saber cuántos esperan un sí a cambio, en muchos de esos casos. 🙂

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*