Lenguaje, Opinión, Personal, Reflexiones, Vida

El muy raro título de “GRANDE”.

En esta época que vivimos se dedica, se escribe y se lee muy a menudo el calificativo GRANDE, entendido en su acepción más española, esto es, la persona que tiene el grado máximo de nobleza, y que goza de los privilegios anexos a esta dignidad. Un Grande, a la postre, es aquel que es importante, que destaca; que merece honor, distinción, recuerdo y homenaje. Un título muy raro y exclusivo, visto lo visto.

Sin embargo hoy se le adjudica a mucho individuo de forma gratuita e injusta, a mucho truhán existente o existido, lo que motiva que algo se me remueva por dentro cada vez que lo leo o escucho. A continuación alternaré quien -para mí- es o no GRANDE, utilizando la economía del lenguaje (masculino) y mi experiencia personal como observadora (femenina). Será solo mi opinión, y así debe ser entendida.

-GRANDE es aquel que ama, respeta y defiende a su familia.

-Grande no es aquel que la desprecia y minusvalora.

-GRANDE es quien sabe escuchar a todos.

-Grande no es quien se queda con la primera versión, por complaciente.

-GRANDE es quien gasta lealtad.

-Grande no es quien critica a escondidas.

-GRANDE es quien valora y antepone a su pareja.

-Grande no es quien la utiliza, desdeña o empequeñece.

-GRANDE es el que olvida un daño indeleble.

-Grande no es quien guarda rencor y se venga.

-GRANDE es quien trata bien a sus hijos, a las parejas de sus hijos, y a los hijos de sus hijos.

-Grande no es quien solo quiere a sus vástagos.

-GRANDE es el generoso.

-Grande no es, sino miserable, el cicatero.

-GRANDE es el justo.

-Grande no es el chaquetero, ni el bienqueda, ni el influenciable.

-GRANDE es el asertivo, por equilibrado.

-Grande no es el pasivo ni el agresivo, por extremistas.

-GRANDE es quien prefiere el fondo a la forma.

-Grande no es quien se humilla ante la apariencia.

-GRANDE es quien recuerda el favor recibido.

-Grande no es quien echa en cara el que hizo.

GRANDE es el humilde, el noble, el sencillo, el trabajador, el emprendedor, el servicial, el honesto, el presente, el diplomático, el que reconoce virtudes ajenas y defectos propios, el desprendido, el respetuoso, el educado, el caballero; el que gasta humor blanco y el que razona sin vísceras. GRANDE es un título muy raro que merecen muy pocos, y así debería tenerse en cuenta por consideración a quienes lo alcanzan.

¿Quieres compartir?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

3 comentarios

  1. Manuel

    Marga:
    Estoy de acuerdo contigo en la definición de Grande de verdad.
    Pero los Grandes de España no lo fueron por albergar esas cualidades, en general y hubo un tiempo en que también esa dignidad se compraba…. por eso hay más de los que debería en la Nobleza española.
    Así que… seamos humildes nosotros y que los que quieran ir de Grandes se lo pasen bien…

  2. Manuel

    Por cierto, después de acceder dos seguidos,desde dos sitios distintos, sin problemas, parece que al fin puedo cantar victoria: ya estoy reconectado contigo como debe ser… -;)

    1. ¡¡Bieeeenn!! Todo llega, Manuel, para quien sabe esperar. Un besote.

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*