General, Refranes

Refranero castellano

Después de mi breve visita a Castilla y León, quiero rendir homenaje a tan buenas tierras con esta selección de refranes, creo que algo menos conocidos por la mayoría. ¿Estáis de acuerdo con ellos? 😉

Alegría, belleza cría.

Goza con alegría tu poco, que menos que tú tienen otros..

Planta y cría y tendrás alegría..

Un vaso de vino añejo, da alegría, fuerza y buen consejo..

A amor y fortuna, resistencia ninguna.

Adonde el corazón se inclina, el pie camina..

Amor que del alma nace, al pie de la tumba muere..

De enamorado a loco, va muy poco..

Más vale buen amigo que pariente ni primo..

Llegar y besar, suerte es singular.

Hidalguía, hambre y fantasía..

Más vale callar, que mal hablar..

Más vale mujer de pobre, que querida de rico..

Más vale pan con amor, que gallina con dolor..

Dos hijas y una madre, la perdición de un padre. (jajajaja…).

Si tienes hijas, comerás buñuelos..

Siempre hay falsía en la mucha cortesía.

¿Quieres compartir?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

3 comentarios

  1. Manuel

    Los refranes condensan tanta sabiduría popular, pero no olvidemos que cada refrán tiene (en general) su contrario; ejemplo: si algún hombre se ve superado por tener dos hijas y una madre (no es mi caso y seguro que tampoco el vuestro, ja, ja….). Todo ello nos recuerda que a veces nada es verdad ni es mentira sino del color del cristal con que se mira…..

    Pero hablando de cosas menos serias y más recreativas, me alegra verte paseando por tierras distantes (de Sevilla). Salamanca es divina; sobre Avila … pues.. la ciudad no carece de atractivos, pero la atmósfera de la misma no me acaba de satisfacer, como demasiado gris y opresiva. ¿No pasasteis por Toledo .. o Segovia?

  2. Juanjo Rey

    De acuerdo con Manuel. Los refranes están muy bien, pero casi todos tienen un opuesto. Lo importante es la esencia y comprender en cada caso lo que se quiere expresar.

    Manuel, Toledo y Segovia, para la próxima escapada.

  3. Ya iba siendo hora de conocer otros lugares, y una vez solucionados algunos problemillas personales, ¡ancha es Castilla! jajaja…

    A los andaluces, acostumbrados al blanco paisaje, nos resultan ciudades serias y -en algunos casos- sombrías, pero a mí me encanta ese contraste, la nieve apuntada en las calles, las tiendas con años y solera, lo cuidado de sus monumentos… En fin, que yo encantada!

    Seguiré poniendo alguna foto de mis viajes. La buena gente se alegra. 😉

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*