Citas, Consejos, Opinión, Personal, Reflexiones

En la autoestima, la intención es lo que prima.

A veces ocurre que cuando alguien no consigue alcanzar su sueño por completo, o no logra culminar ese proyecto que tan bien pensado tenía, nota cómo su autoestima se resiente, y acaba -de forma injusta- creyéndose un fracasado.

Cuenta, para ti, la intención.

Yo tengo días de esos, tan tontos, tan inmerecidos, pues como leí hace poco en algún sitio: «la autoestima se fortalece en el intento, no en el resultado». Y es que este último no depende al 100 % de uno mismo, pero el empeño, la intención, sí.

«Lo importante es participar», o «lo que cuenta es la intención» se ha dicho siempre, ¡y qué verdad es… para la autoestima! Hay que ser sinceros y reconocer que es para lo único que importa, para tu satisfacción personal, pues a la hora de la verdad, a pocos les interesa lo que tú intentaras ser, si al final no lo lograste.

A mí, en particular, un impresor sin sentido alguno del tacto me soltó en una conversación telefónica que yo no podía esperar publicar, pues a mí no me conocía nadie… A veces, cuando una invisible como yo ve tanto personaje popular sacando libro, disco, negocio o espectáculo al mercado, gracias a sus bochornosas peripecias para ser conocido, ciertas declaraciones le suenan a gloria…

La autoestima no puede estar a expensas de la opinión ajena, pues esta es maleable, interesada, vulgar, mezquina y gregaria, en muchas ocasiones. La autoestima es nuestra, tuya y mía, de cada uno, y se alimenta del esfuerzo personal, de la confianza y del propósito de mejora. Se obtengan todos los resultados proyectados, o no. Y aquí dejo algunas afirmaciones que apoyan este pensamiento:

«Una persona no puede estar cómoda sin su propia aprobación». (Mark Twain).

«Confía en ti mismo. Sabes más de lo que crees que sabes». (Benjamin Spock).

«Querer ser otra persona es malgastar la persona que eres». (Marilyn Monroe).

«El mayor éxito es la autoaceptación exitosa». (Ben Sweet).

«La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito». (Ralph W. Emerson).

«La gente que quiere más aprobación consigue menos, y la gente que necesita menos aprobación consigue más». (Wayne Dyer).

«Me llevó mucho tiempo no juzgarme a mí misma a través de los ojos de otro». (Sally Field).

«La forma en que te tratas a ti mismo establece el estándar para los demás». (Sonya Friedman).

«Miles de genios viven y mueren sin ser descubiertos, ya sea por sí mismos o por otros». (Mark Twain).

¿Quieres compartir?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

6 comentarios

  1. Sergio Ramos

    Me quedo con la última. Es@s genios no llegan a ser descubiertos por culpa del ‘famoseo’ empalagoso que existe. Aunque para mi no sólo eres conocida, sino muy querida. 😉

  2. Pues muchas gracias, aunque estas citas (y sobre todo esa última) no son pensando tanto en mí (que de posible genio solo tengo el carácter), como en las muchas personas valiosas que existen con una autoestima tan baja, que no se permiten llegar a ser lo que deberían. 🙂

  3. Manuel

    Es materia delicada tratar con el amor propio de uno o con el concepto de uno mismo que podamos sostener.
    Por una parte, es cierto que no es sano depender en exceso de la opinión de los demás, aunque nunca viene mal notar cierto grado de reconocimiento. Por otra, la fama o el reconocimiento que algunos reciben, pues, casi es mejor que se lo queden ellos cuando se trata de motivos que nada tienen que ver con cualquier noción de valía o de mérito. Y no es cuestión de dar nombres, ciertamente, con encender el televisor ya los vemos.
    Al final siempre hay que optar por lo más difícil, tratar de estar a bien con uno mismo. Es la verdad más cierta que se me ocurre.

    1. Hola, Manuel, ya te echaba de menos por esta casa. Tienes razón: nunca viene mal notar cierto grado de reconocimiento, pero no hay que olvidar que esa falta de mención puede deberse a diversas causas, y no siempre guarda relación con la propia valía.

      Yo reconozco que necesitaba de ese respaldo para trabajar, pero como ahora lo haré para mí misma (y para vosotros, seres de infinita paciencia), igual empiezo a hacerlo hasta bien. O hasta mejor. 😀 😉

      1. Manuel

        Probablemente se me vea menos hasta septiembre… pero no me voy. Eso ya lo sabes ………..

        1. Felices vacaciones, pues, y aquí estaremos a la vuelta. Gracias, Manuel. 😉

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.