Asertividad, Blogs, Consejos, Opinión, Personal, Reflexiones, Refranes, Sueños, Viajes, Vida

¿Querer es poder?

Una de las máximas de todos los tiempos a la hora de la motivación personal afirma que «querer es poder». ¿Sí? ¿Seguro? ¿Así de categóricamente? Pues me temo que no… Según escribe Yolanda Pérez, doctora en psicología, «no tenemos control de las emociones, acciones y pensamientos de los demás», por tanto -digo yo- no todo depende de nosotros mismos, sino …

Seguir leyendo...
Consejos, Cuento, Fábula, Humor, Personal, Reflexiones

«La cara perfecta», de P. P. Sacristán.

Muchas veces, cuando nos hacemos una foto, buscamos la cara perfecta, sin darnos cuenta de que -a lo mejor- lo que más gusta de nosotros no es eso para nada (¡que además nadie posee!). Quizá lo que más «enamore» a quienes nos rodean no sea tanto la perfección de unos rasgos, como la sonrisa sincera que podamos dedicarles. Esa expresión …

Seguir leyendo...
Asertividad, Consejos, Futuro, Lenguaje, Opinión, Psicología., Reflexiones, Respeto, Sueños, Test

Asertividad: el término de la virtud.

La asertividad como término aún no se encuentra en el Diccionario de la R.A.E., así como ya lo están el adjetivo «asertivo/a», y el sustantivo «aserción». Algo me dice que solo es una cuestión de tiempo y empleo. Pongamos nuestro granito de arena*, pues… Más allá de reconocimientos académicos, la asertividad es un concepto ubicado entre la pasividad y la …

Seguir leyendo...
Carta a los hombres., Citas, Consejos, Feminismo, Igualdad, Opinión, Reflexiones, Refranes, Vida

«No te cases nunca».

(AVISO: La siguiente opinión proviene de una feminista atea (no comunista, para variar) nacida en 1966, y -por esto último- educada en el machismo y la religión católica… Aunque la intención sea buena, es posible que en algún punto me traicione a mí misma o a las demás mujeres. Mis disculpas por adelantado, que desaprender cuesta). Siempre me ha llamado …

Seguir leyendo...
Mis libros, Reflexiones, Romántica, Sueños

Recordando a Luana…

Luana Duarte ha sido mi última compañera inventada. Bueno… la penúltima. Imaginé otra más, llamada Valentina, que ha quedado a medio dibujar, protestando entre teclas, y enterrada bajo una manta de hastío. Pero esto forma parte de lo feo, de lo amargo, y yo prefiero destacar el buen sabor de boca que me dejó mi personaje más querido, y -de …

Seguir leyendo...