Consejos, Opinión, Personal, Recomendaciones, RELATO "LA FLOR CONTADA", Relato breve, Vida real, Vídeo

La vida es lucha.

Escribo esta entrada desde la tristeza que nos acompaña estos días, y con el coraje de no poder ofrecer más que unas líneas cargadas de empatía y solidaridad; algún que otro cuento del pasado (con el único afán de entretener), y mi humilde punto de vista sobre lo que estamos viviendo.

Esta foto es la que me hice tras volver a mi casa, el único día que -por necesidad- he salido en una semana. Ojalá nunca más me haga una foto parecida. Ojalá nunca más vea lo que vi. Ojalá.

Personas rehuyendo unas de otras. Guardando más distancia de la aconsejada. Discutiendo por tonterías. Peleando por turnos. Por cosas. Por objetos. Agresiva. Nerviosa. Triste. Enfadada. Las calles, vacías. Los coches, desaparecidos. El contacto, anulado. El silencio, pegando voces. Los proyectos, postergados. El cielo, plomizo. La alegría… ¿qué alegría?

Y con todo, no podemos venirnos abajo. La vida es lucha continua, y esto que está pasando es un ejemplo inmejorable. Hay que batallar -siempre-, escuchar la canción apropiada, y ganar. Algunos, por desgracia, no tendrán la suerte de contarlo, y como homenaje, los que sí lo hagamos (lo hagan) estamos obligados a vivir por todos, a aprender, a mejorar, y a honrar su memoria. A no quejarnos tanto, a no repetir errores, a ser más agradecidos, y a disfrutarlo todo mucho más. La resiliencia será asignatura obligada en cada casa.

A destacar, en positivo, la ejemplaridad demostrada de muchos; el sentido del humor regalado, la efectiva limpieza del planeta, la posibilidad de conexión virtual con los nuestros, las llamadas recuperadas a los mayores, la generosidad de la donación altruista, la colaboración masiva a la hora del aislamiento, la obediencia y el esfuerzo colectivos. La mayoría es mejor que la minoría, y esa es una gran noticia para el ser humano en su conjunto. 

Iba a hacer mención, también, a los peores, pero ni recuerdo merecen. Todos sabemos quiénes son, y qué están haciendo. Que la Ley y el descrédito se encarguen de ellos.

Os invito, si estáis muy aburridos, a leer los relatos de esta página, y en otro orden de cosas, a escribirme un comentario con vuestro punto de vista sobre todo lo que está ocurriendo. También, por último, os dejo una web muy útil en tiempos de confusión y bulos: MALDITA.ES. Antes de publicar cualquier noticia alarmista, por favor, consultadla. 

Cuidaos mucho. Cuidad mucho. Confiemos, luchemos y resistamos hasta ganar. Un abrazo muy cariñoso desde la imprescindible distancia…

Marga #yomequedoencasa #quédateencasa

 

¿Quieres compartir?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

1 comentario

  1. Manuel

    No queda otra que resignarse a este confinamiento por el bien de todos y procurando llevarlo con calma, paciencia, humor………………… En fin, yo no me quejo y procuro aplicar una máxima positiva. A cada dia que pasa, es un dia menos
    Tienes razón, la máscara no favorece a nadie, aunque de lo que se trata es de que proteja.

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.