Carta a los hombres., Citas, Consejos, Feminismo, Igualdad, Opinión, Reflexiones, Refranes, Vida

«No te cases nunca».

(AVISO: La siguiente opinión proviene de una feminista atea (no comunista, para variar) nacida en 1966, y -por esto último- educada en el machismo y la religión católica… Aunque la intención sea buena, es posible que en algún punto me traicione a mí misma o a las demás mujeres. Mis disculpas por adelantado, que desaprender cuesta).

Siempre me ha llamado la atención la idea machista que subyace en los actos de pedir (debe ser el hombre quien lo haga, y así mantener en cruel expectación a la mujer) y contraer matrimonio, y ya el estado civil en sí, tanto como las burlas abusivas que ha generado sobre las mujeres por parte del público masculino… Los chistes, dibujos, carteles, fotografías, memes, refranes y dichos que han nacido basados en la presunta desgracia del hombre, y la segura fortuna de la mujer… Siempre, también, me han indignado la injusticia y el desequilibrio que esto supone, cuando en multitud de ocasiones no ocurre sino todo lo contrario

Del mismo modo, para ser justos, la hipocresía que subsiste en una parte de la sociedad femenina en cuanto al afán de matrimoniar, y que (casi) ninguna mujer reconocerá: algunas señoras han negado/ocultado durante años su deseo de «ser pedidas» por sus parejas, con las que incluso tenían hijos, alardeando de amor libre y hippismo . Cuando al fin este «suceso» se ha producido, porque ellos han decidido que era el momento, y las han sorprendido con un anillo y un postureo a juego, ellas han olvidado de inmediato la poca importancia de un papel; han revoleado la corona de flores, y han corrido a vocear la dádiva, mostrando el brillante anular por doquier… Me pregunto los porqués de todo. 

En cualquier caso, siempre entenderé mejor a las mujeres, aun cuando se contradigan en pensamientos, dichos y actos. En sueños y realidades. A mí me pasa, aunque intento que cada vez me pase menos, por pura coherencia conmigo misma. Vivimos una época un tanto confusa, pues anhelamos una necesaria igualdad que a veces se nos complica. En general (siempre habrá excepciones) queremos a un caballero que no nos haga sentir inferiores o desvalidas, pero que sea un señor al fin y al cabo. Queremos a un hombre que nos respete siempre, no solo en los comienzos. A un marido que no culpe a su mujer de todo. Que no tire de clichés para lograr según qué fines, o para justificar sus decisiones (ya no tiene sentido mostrarse desgraciado en pareja. Si «tu mujer no te comprende», te divorcias y punto). Que no hable de «parientas», ni «santas», ni «contrarias». Que no le diga a hijos, amigos y demás allegados varones: «no te cases nunca», como si comprometerse oficialmente con una mujer fuese una maldición que él heredó, y no deseara su propagación a las siguientes generaciones… Que valore y hable bien de la madre de sus hijos e hijas, pues eso redunda en el bienestar de toda la familia, aun separada. 

Yo, en particular, detesto todo lo que sigue:

-Las figuritas de tartas nupciales en las que siempre es la novia quien «fuerza», «arrastra» o «pesca» al novio. Una gracia sin gracia.

-El momento de tirar el ramo en la boda: las mujeres «matándose» por cogerlo, y los hombres huyendo de la escena (o soltándolo como si les quemara). Infantiles y estúpidas ambas actitudes.

-«Lo pilló», «lo cazó», y demás expresiones denigrantes para ella; nunca para él. Que algunas veces sean las propias mujeres quienes las utilicen. 

-«Casa al hijo cuando quisieres, y a la hija cuando pudieres». Refrán.

-«No te cases nunca». (Dicho de padre casado a hijo soltero, sin importar el obvio menosprecio a la esposa y madre).

-«Cásate por la dote, y de tu mujer serás monigote». Refrán.

-«Casado a los 50, no llegarás a los 60». Refrán.

-«Te casaste, la cagaste». Dicho popular.

-«La mujer llora antes del matrimonio. El hombre, después». Refrán.

-«Si la mujer fuera buena, Dios tendría una». (Gracia de un tal Sacha Guitry).

-«Los solteros ricos deberían pagar más impuestos. No es justo que unos sean más felices que otros». (Gracia de un tal Óscar Wilde).

-«No quiso la lengua castellana que de casado a cansado hubiese más que una letra de diferencia». (Imperfección de Lope de Vega).

-«Todas las mujeres deberían casarse. Los hombres, no». (Gracia de Benjamín Disraeli).

-«Si el marido hace algo malo es porque su mujer lo calienta». (Gracia de un camionero).

-«Hombre casado, hombre acabado». Dicho popular.

-«Te acompaño en el sentimiento», o «todavía estás a tiempo». (Dicho común entre hombres cuando uno de ellos se casa).

-«Conozco a centenares de maridos que serían felices de volver al hogar, si no hubiese una esposa esperándoles». (Imperfección de Groucho Marx).

-«Es necesario ser casi un genio para ser un buen marido». (Gracia de Honoré de Balzac).

-«Es fácil morir por una mujer. Lo difícil es vivir con ella». (Gracia de Lord Byron).

¿Qué expresiones o dichos conocéis vosotros que os rechinen? 

¿Quieres compartir?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.