Libros, Literatura, Novedades, Presentación libro, Reseña

“Odio el verano”, de Pepa Bermudo Bejarano.

Si me preguntaran sobre el verano, sobre si me gusta o no, diría que no depende tanto de la estación del año en cuestión, como de sus circunstancias: es mucho más fácil no odiar el estío pasándolo en la costa, que en Sevilla; mucho más fácil amarlo disfrutando las vacaciones, que encerrada bajo el aire acondicionado… tanto más adorable viajando donde nos lleve el viento, que sufriendo obras cercanas… Y es que algo de esto le debe suceder a la nueva autora de “Sombrero de Papel”, Pepa Bermudo Bejarano, con su blog, ahora libro titulado “Odio el verano”. Dudo que esta mujer, madre, maestra, feminista, solidaria, buena pluma y recomendable persona en general, sea capaz de albergar ese sentimiento de forma literal y concluyente.

Gracias a su maestría (lógica en su caso) ha sido muy fácil leer -de un tirón- diez años de entradas virtuales; las escritas entre 2008 y la fecha actual, aun cuando la forma de agrupar los posts en el libro haya sido por temáticas: “Personal, aunque transferible”, “Diario de vacaciones”, “Mujeres”, “Escuela”, y “Miscelánea”. En esta reseña, en lugar de sinopsis -no se trata de una novela- prefiero dejar constancia de algunos textos con los que me quedaría a vivir, a dormir, o a lo que se terciara (entiéndaseme la euforia lectora). ¿Un “pero”? Sí, cómo no: me he quedado con ganas de saber qué pasó tras decidir dar un hermanito, o hermanita, a Ananube (aunque puedo hacerme una idea aproximada…).

Los pasajes referidos son estos:

  • “Todos los rostros desfilan ante mí, pero yo no estoy aquí”. (EL FUNERAL).
  • “A veces incluso olvidas tu edad real, porque atrapada en un cuerpo adulto resiste una muchacha de catorce años”. (LA VIDA EN SERIO).
  • “Marisol y su cuadrilla acudieron al tajo. El cielo no les otorgó indulgencia y faenaron sin descanso, hundidas en el barro…” (ANDALUCÍA, LA QUE DIVIERTE).
  • “Supongo que los ricos heredan bienes (…) A los pobres solo nos transmiten los sueños. Yo recibí de mi madre la imagen más idílica de su terrible infancia”. (AVENTURA NAVIDEÑA).
  • “Ella nunca supo que lo que padecía también se llama maltrato”. (DOLORES).
  • “Repetiré su lema (el de la vieja pegatina violeta) como un mantra, como una oración laica”. (LIBRE Y GRATUITO).
  • “Son los años sesenta, el país vive una dictadura y la educación no es ni obligatoria, ni gratuita”. (SOY DE LA PÚBLICA).
  • “No están ante ninguna seño (…) Ella es maestra y, si resulta complicado, prefiere que la llamen por su nombre de pila. -¡Qué seño más rara!-piensan sumidos en la perplejidad…” (YO TE NOMBRO, HONESTIDAD).

Añadiré, para finalizar, que las páginas que contienen estos párrafos respiran una franqueza digna de mención, con una prosa elegante y asequible a todas las miradas, incluidas las de distinto corte ideológico o político (como la mía), y así te hablan, te cuentan, te trasladan en el tiempo y el espacio, te emocionan y te endulzan ese rato mágico que supone tener un libro entre las manos, y no querer que la aventura termine. Quizá haya una segunda parte; yo apostaría por ella.

Gracias, “Sombrero de Papel”. Gracias, Pepa. Enhorabuena, maestra.

¿Quieres compartir?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

6 comentarios

  1. Gracias a ti Marga de Cala por la reseña y por tu apoyo.Nunca dejes de escribir.El mundo sería mucho menos amable.

    1. Ha sido un placer que espero continúe con más libros… Oye, y qué bonito eso que me dices: estoy tan poco acostumbrada que casi se me salta la lágrima, jajaja… 😀 😉

  2. Marga, sólo tengo palabras de agradecimiento. Reseñadas por ti, mis frases parecen más hermosas. Un abrazo. Mil gracias

    1. MARI CARMEN GALÁN

      Deseando leerlo….compañera de profesión.
      GRACIAS Marga por tu reseña.
      😘😘😘😘😘😘

      1. ¡Estupendo! ¿Qué sería del mundo sin vosotras? Para mí tenéis todo el mérito (soy de poca paciencia…). Un abrazo, compañera de colegio.

    2. ¡Ay! ¡Pero qué bonito! Un abrazo, Pepa.

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.