Personal, Reflexiones, Vida

Tener lo mejor.

Para Juanjo.

(8 por infinito, y diciembre por su fiesta…)

Se me ha metido en la cabeza que en esta vida no se puede tener todo, y echando un vistazo a entornos próximos y lejanos así lo creo. Pero igual que no se puede alcanzar la totalidad, se puede conseguir lo mejor. Lo más valioso. Lo imprescindible para ti. ¿Qué es? Cada uno, a ciertas alturas, lo sabe. Yo lo tengo muy claro.

Ha sido este un año duro a nivel laboral. A nivel de proyectos. El que me hacía ilusionarme y sonreír, el que tenía apuntalado, analizado, estudiado, construido y paginado, no pudo ser. Hacían falta unos ahorros que tuvieron más urgente destino. Caí y volví a levantar. Escribí de nuevo (que eso es gratis), y concluí un quinto libro, pero sin atención editorial hasta la fecha. Entonces recordé, y recuerdo, que no, que no se puede tener todo, y que quizá lo que suceda es que yo ya tengo bastante… para lo que merezco. Que lejos de quejarme, solo debería dar gracias por mi suerte.

Como ahora, en el lugar y momento adecuados, quiero hacer.

Porque la parte personal es casi perfecta. En realidad, es perfecta para mí. Y es que este 2018 tan despreciativo también incluye mis Bodas de Plata, que celebro con mayor alegría y consciencia que las originales, tras 25 diciembres. Porque hacen falta tiempo, amor, y cicatrices para saberlo. Porque esa clase de certeza -que diría Robert Kincaid– solo se presenta una vez en la vida. Porque tenemos dos hijas maravillosas. Porque aquel chico de 21 años que lució su más sincera sonrisa al conocerme, nunca deja de luchar ni de sonreír para mí. Porque me sigue pensando mejor de lo que jamás seré. Porque se siente afortunado y orgulloso al tenerme. Porque asegura que no está enamorado, y es que se le queda pequeña, muy pequeña, la definición. Porque siempre estará para nosotras. Porque yo no creo en Dios, sino en él.

Si hay que elegir en la vida, me quedo con esto último, y doy por bien empleado el fracaso en todo lo demás. Importándome, nunca lo hizo demasiado; ellos lo saben. Tengo lo más valioso para mí. Lo imprescindible. Tengo lo mejor.

¿Quieres compartir?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

6 comentarios

  1. Juanjo

    Lo escribí hace 30 años, y sigo sin despertar…

    Sueño que soñaba con soñar.
    Cada vez que te admiro,
    siento mi corazón latir y …
    soñando creo estar.

    Sueño que soñaba con soñar.
    De tus ojos me prendía,
    caía en un celeste inmenso,
    ingrávido … no podía escapar.

    Y es que sueño, con mucho soñar,
    por que tú eres mi sueño y de ti …
    jamás, quisiera despertar.

    1. Me gustó hace 30 años, y me gusta más ahora, revalorizado por el tiempo. Gracias.

      1. Jana

        Ufff, como emociona esto amigablemente!! Precioso!! Os deseo muchísima felicidad, pareja! 😍😘😘

        1. Es que es raro ¿verdad? Muchas gracias, linda, y que tú sigas viéndolo…

  2. Manuel

    Por una parte, felicidades a los dos. Lo que teneis, efectivamente es maravilloso, de las cosas que no tienen precio.

    Por lo demás, Marga, solo añadiré que nada te impide levantarte de esos otros sinsabores, sin pensar que tienes más de lo que mereces. No es eso, tanto él como los que te miran con los ojos adecuados, sabemos que vales para lo que haces (escribir) aunque el sistema editorial no te acoja.
    Que no se puede tener todo…. es cierto, pero los límites no los debemos poner nosotros. Y luchar está en tu ADN.

    1. Gracias, Manuel. La gente que te quiere, que te sigue, que te aprecia, siempre está ahí, de un modo u otro. Es la gente que no te abandona, y es la que yo quiero, valoro y respeto. Tú eres un ejemplo maravilloso, y me alegra tenerte por aquí. Me has puesto la sonrisa con tu comentario… Lo sepas.

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.