Libros, Literatura, Reseña

“Todo lo que sé sobre los dragones”, de Nerea Riesco.

“Todo lo que sé sobre los dragones” (Cáprica ediciones) contiene 33 relatos agrupados en los siguientes apartados: Sexo, Amor, Maternidad, Dolor, Aspiraciones y Madurez. En su contraportada aparece escrito lo siguiente: «Mientras yo coloreaba uno de los mandalas relajantes de Amanda, un dragón alado se puso a revolotear por encima de mi cabeza y nada pudo hacer ella por asustarlo, porque consiguió acercarse a mi oído y susurrarme suavemente una verdad absoluta y necesaria para comprender los embustes de la vida». ¿Alguna vez te has sentido invisible a la vista de todos? ¿Cuáles son los límites del amor prohibido? ¿Has tenido miedo al rechazo? ¿Y tú, qué sabes sobre los dragones?

Asistí a la presentación de este libro de estética muy cuidada e interior profundo y reflexivo, porque tenía mucho interés en conocer personalmente a su autora, Nerea Riesco. Una vez besadas, me llamaron la atención su sencillez, su sonrisa constante, su dulzura y su saber estar. También el detalle, en forma de marcapáginas, con quienes la acompañamos en el “bautizo”, y su discurso reivindicativo y feminista. A la hora de la dedicatoria le prometí debida reseña en mi casa virtual, y aquí me veo pues: encantada de poder contar -a mi manera- lo que ella me contó -a la suya-, libro a través.

Son historias muy bien escritas, con gran detalle y dominio del lenguaje. Algún gazapo rebelde se cuela entre sus páginas que no consigue sacarte, ni por asomo, de la profundidad de sus cuentos, prueba significativa de la importancia que estos poseen. Se leen con facilidad, y se aprecia en ellos todo lo que su título y subtítulos señalan, y mucho más aún. Esconden giros y secretos. Albergan magia. Guardan esperanzas… Algunos relatos me han gustado de forma especial, a destacar: “Todo lo que sé sobre los dragones”, “Perder la virginidad”, “La mujer en blanco y negro” (mi favorito), “Ni colorín, ni colorado”, “Volver a empezar”, “Calaveritas de dulce”, “Tardes de café vienés”, “La cálida llama” (tomo nota…), y “La historia real del gran mago Arturo y la emakume que le rompió el corazón”. No le pillé, sin embargo, el quid a “Libros de historia”, y “Tengo que salir de aquí” me hizo sonreír al recordarme -en la idea- un relato propio. En resumen: un maravilloso compendio de realidades y fantasías femeninas, digno de ser leído por todos.

Enhorabuena, Nerea. Y 33 veces gracias.

¿Quieres compartir?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Los campos obligatorios están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.